Pocas mentes se han llegado a considerar tan brillantes como la de Albert Einstein. Este alumno mediocre que estuvo deambulando por cantidad de países a consecuencia del trabajo de su padre, sorprendería a todos años más tarde con su “Teoría de la Relatividad” Entusiasta de muchas materias la gran mayoría le aburria pasado un tiempo y fue precisamente con esto con lo que Albert comenzó a destacar por encima del resto de sus compañeros.

En este artículo queremos hacer un pequeño repaso por la vida y memoria de Einstein a fin de entender un poco mejor la mente de un genio que fue despreciado en sus primeros años de vida pero sin el que hoy habría muchas cosas que no nos podríamos llegar a haber explicado. ¿Te gustaría saber más sobre esta mente privilegiada?

Einstein, uno de los mayores logros de la ciencia

Corría el siglo XVII cuando la sencillez de Isaac Newton consiguió explicar las leyes que conseguían el movimiento de los cuerpos. Este fue solo el principio de una incógnita ante la que muchos estudiosos estaban atónitos. No obstante, tiempo más tarde tendría que llegar Albert Estein, un chico torpe pero que estaba empecinado en demostrar su teoría peliculas porno de la relatividad. Hoy está considerado uno de los libros fundamentales de la ciencia.

En 1905 publicó al menos cinco trabajos dónde el punto de partida inicial para cada uno de ellos era el mismo de comprender el movimiento, los principios de la física y el por qué de las constantes. El esfuerzo de Albert le situó entre una de las personas más influyentes de su tiempo. Sin embargo el reconocimiento mediático tardó bastante en llegar puesto que hasta 1921 no le concedieron el Premio Nobel de la Física.

La postura antibelicista de Einstein

Justo cuando su vida profesional comenzaba a florecer, Einstein sufrió un duro golpe al tener que estar separado de su familia para el resto de su vida. El estallido de la Primera Guerra Mundial le sorprendió dando clases en Berlin y su familia, que se encontraba de vacaciones en Suiza, sería lo que no volvería a ver nunca jamás. El estado de esta mente maravillosa se focalizó en seguir sus estudios y demostraciones arropado además, por su afición a tocar el violín.

Son muchas las imágenes que se podrían comentar de Albert pero una de las más populares que tenemos es la del físico sacando la lengua de manera jocosa a modo de burla completa de la situación que se estaba viviendo en ese momento. Hace muchos años que vino convertida en póster para las habitaciones de adolescentes sorprendidos por su memoria o espacios de creatividad. Hoy es una de las más vendidas y enseñadas y llega hasta el punto de astros de fútbol o cantantes de rock que como bien sabemos, son líderes en los cuarto de medio mundo.

Albert Einstein se convierte de esta manera en un hombre del que todos han oído hablar aunque ni siquiera sepan exactamente qué hizo o cuál fue su gran importancia en la historia de la humanidad, la ciencia e incluso la política tal y como él la veía.